SOMOS LOS QUE REPETIMOS / “WE ARE WHAT WE REPEATEDLY DO,” Aristotle .

El hábito es cualquier conducta o pauta  repetida constantemente que requiere de un pequeño o ningún uso de la razón (...para conocer y juzgar una cosa) y es aprendido, más que algo instintivo o innato.  Los hábitos ya sean psicológicos o físicos siempre tienen en común un aprendizaje consciente o inconsciente (empíricos). En estudios sobre el consciente y el inconsciente destaca siempre la experiencia como fundador - creador de hábitos.

Los hábitos ya sean buenos o malos no nos quedan programados en el instante de experimentarlos. Lamentablemente como seres vivos no tenemos la capacidad de almacenar, por ejemplo un ejercicio, en el momento de realizárlo. Según la ley de la percepción, solamente nos queda aproximadamente un 30% de la información procesada. Es por esto que la repetición es una de las claves para lograr cambiar un hábito o bien integrar uno nuevo. Ya que solamente tenemos capacidad de asimilar un 30% de lo aprendido por cada vez que realizamos un ejercicio, es necesario realizar muchas veces el ejercicio para programar el hábito.

Algunos estudios sobre los  cambios de comportamientos hablan de 66 días y otros de 257 días. La complejidad del nuevo hábito es al parecer el componente que regula el tiempo que nos lleva a cambiar el hábito. No es lo mismo, y está comprobado, que el beber un vaso de agua antes de comer (como nuevo hábito) es más fácil de convertirlo en un hábito que el hacer 10 flexiones antes de dormir. 

El POSE RUNNING hablamos de un proceso de adaptación de 12 semanas a nuevos hábitos (patrones de movimiento). Cambiar por ejemplo una mala postura o bien una mala mecánica requiere tiempo y también muchos ejercicios para cambiar estos malos hábitos. Anteriormente hablamos de que la complejidad del hábito a incorporar es la que determina el tiempo de cambio. En técnica no solo hablamos patrones de movimientos, sino también de percepción, propiocepción, programación neurológica etc, lo cual condiciona el cambio y también el tiempo de adaptación. 

Un ejemplo de como el modelo de enseñanza de POSE RUNNING funciona es la repetición constante de ejercicios básicos (sin componentes complejos, por ejemplo de carácter mecánico) a ejercicios complejos ( percepción + mecánica + flexibilidad). Paulatinamente se va enseñando al atleta como cambiar un hábito por otro, lento pero seguro.

En el vídeo vemos como una atleta con especialidad de 800 mts (velocista) cambia su pisada  (el hábito / técnica de pierna en extensión + plantarflexión) por otra  técnica (pie + pierna neutra) lo cual conlleva a mejor economía en carrera y una mejor biomecánica. La adaptación y cambio de hábito tardó 3 semanas, con un total 450 min de ejercicios. El resultado....MMP en 800 mts :-).