BUENAS FORMAS - DE TODAS FORMAS

¿Qué define la buena técnica, y cuales son las características de esta? ¿Por qué los corredores de élite no difieren mucho de su técnica entre ellos, y sin embargo los aficionados si?

Mirando la técnica desde la perspectiva anatómica del ser humano, su funcionalidad en concreto, hay dos aspectos interesantes que mirar. Primero el rendimiento y segundo la seguridad (riesgo de lesiones). En ambas situaciones hay unos componentes muy potentes que vale la pena destacar.

Por una parte tenemos el rendimiento que va asociado comúnmente con "...la capacidad de soportar el estrés durante períodos prolongados de tiempo. Un deporte de resistencia es, por lo tanto, cualquier deporte en el que haya un estrés físico prolongado". Tal como la definición lo aclara, en todo deporte se busca la mejor manera de minimizar el "estrés físico" para evitar por un lado el desgaste y por otro las posibles  en lesiones provenientes del fenómeno "estrés físico". 

La siguiente parte son las articulaciones y sus funciones en deporte o todo tipo de actividad física. Un aspecto muy interesante en enfocar es la alineación de las articulaciones, lo que significa en la práctica, que cuando mayor es el grado de contacto entre dos huesos que conforman una articulación, más segura y efectiva es la transferencia de las fuerzas. También implica que la musculatura está en la posición optima para la elongación o contracción para generar movimientos coordinados.

Grandes atletas y corredores suelen tener buenas posturas dentro y fuera de sus deporte que practican. Esto lo podemos apreciar generalmente en las fotos o vídeos de estos mismos realizando movimientos complejos, y aparentemente, sin grandes esfuerzos.
La regla nos dice que la aplicación de la fuerza se proyecta mucho más eficiente cuando los vectores generados apuntan desde la fuente generadora en la misma la dirección hacia donde queremos que el efecto sé produzca. Las articulaciones funcionan de la misma forma, es decir, si el alineamiento es correcto, la fuerza generada por la musculatura en combinación con las articulaciones se proyectará con más eficiencia y no creará fricciones o estrés mecánico.
Un buen ejemplo es hacer una flexión. Si la postura inicial de las manos están alineadas
con los hombros y los codos (estos bloqueados impidiendo la flexión del antebrazo, antes de la flexión) la trasferencia de las fuerzas serán mucho más eficiente al iniciar y finalizar la flexión. Es de hecho, desde la perspectiva funcional, la manera correcta de empujar un objeto, por ejemplo empujar un coche...

En los siguientes ejemplos (primer vídeo) vemos como los atletas tienen en común la alineación de las articulaciones en relación a la aplicación y la irradiación a las fuerzas que se generan. En segundo ejemplo ( segundo vídeo) la insuficiencia de alineación de las articulaciones generan pobres movimientos y probablemente un desgaste energético y físico completamente improductivo.

 

Eficiencia energética / Alineación / Resistencia

Falta de alineación / desvios / deficiencia